Home Receita Receta de Masa de Pizza Perfecta
Receita

Receta de Masa de Pizza Perfecta

5

Hacer una pizza en casa puede ser una experiencia increíblemente satisfactoria, especialmente cuando logras preparar una masa de pizza perfecta. La clave de una buena pizza no solo radica en los ingredientes que le pones encima, sino en la base: la masa. Aquí te presentamos una receta detallada y sencilla para hacer la masa de pizza perfecta en casa, incluyendo algunos consejos y trucos para obtener el mejor resultado posible.

Ingredientes

Para preparar una masa de pizza perfecta, necesitarás los siguientes ingredientes:

  • 500 gramos de harina de trigo (preferiblemente harina de fuerza)
  • 325 ml de agua tibia
  • 10 gramos de sal
  • 7 gramos de levadura seca instantánea
  • 1 cucharada de azúcar
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra

Preparación

Activar la levadura

En un recipiente pequeño, mezcla la levadura seca con el azúcar y 50 ml de agua tibia (de los 325 ml totales). La temperatura del agua debe estar entre 35 y 40 grados Celsius para activar correctamente la levadura. Deja reposar esta mezcla durante unos 10 minutos, hasta que veas burbujas en la superficie, indicando que la levadura está activa.

Mezclar los ingredientes secos

En un bol grande, tamiza la harina para eliminar grumos y asegúrate de que esté bien aireada. Añade la sal y mezcla bien con una cuchara de madera o con las manos.

Incorporar la levadura

Haz un hueco en el centro de la harina y vierte la mezcla de levadura activada. Añade el resto del agua tibia y las dos cucharadas de aceite de oliva. Comienza a mezclar desde el centro hacia afuera, integrando poco a poco la harina hasta formar una masa pegajosa.

Amasado

Transfiere la masa a una superficie ligeramente enharinada. Amasa durante unos 10 a 15 minutos, estirando y doblando la masa repetidamente. El amasado es crucial para desarrollar el gluten, lo que dará elasticidad y estructura a la masa. Si la masa está demasiado pegajosa, puedes añadir un poco más de harina, pero hazlo con moderación para evitar que la masa quede demasiado dura.

Primera fermentación

Forma una bola con la masa y colócala en un bol ligeramente engrasado con aceite de oliva. Cubre el bol con un paño limpio y húmedo o con papel film. Deja reposar en un lugar cálido durante aproximadamente 1 a 2 horas, o hasta que la masa haya duplicado su tamaño.

Desgasificar y dividir la masa

Una vez que la masa haya fermentado, transfiérela nuevamente a la superficie enharinada y presiónala suavemente para desgasificarla. Divide la masa en dos o tres partes, dependiendo del tamaño de las pizzas que desees hacer. Forma bolas con cada porción y déjalas reposar cubiertas con un paño durante unos 10 minutos.

Estirar la masa

Con las manos o con la ayuda de un rodillo, estira cada bola de masa en una superficie enharinada hasta obtener un círculo del grosor deseado. Si prefieres una masa fina y crujiente, estírala bien. Si te gusta la masa más gruesa y esponjosa, deja un poco más de grosor.

Precalentar el horno

Mientras estiras la masa, precalienta el horno a 250 grados Celsius. Si tienes una piedra para pizza, colócala en el horno para que se caliente también. Una piedra caliente ayuda a obtener una base crujiente.

Añadir los ingredientes y hornear

Transfiere la masa estirada a una bandeja para hornear o a una pala de pizza si estás usando una piedra. Añade la salsa de tomate, el queso y tus ingredientes favoritos. Hornea la pizza en el horno precalentado durante unos 10 a 15 minutos, o hasta que la base esté dorada y el queso bien derretido y burbujeante.

Servir

Una vez horneada, saca la pizza del horno y déjala reposar unos minutos antes de cortarla. Esto permitirá que los sabores se asienten y que la masa termine de cocinarse con el calor residual. ¡Ahora está lista para disfrutar!

Consejos adicionales

  • Fermentación en frío: Para una masa con más sabor y mejor textura, puedes fermentar la masa en el refrigerador durante 24 a 48 horas. Después de la primera fermentación, cubre la masa con papel film y refrigérala. Sáquela del refrigerador una hora antes de usarla para que vuelva a temperatura ambiente.
  • Harina adecuada: La harina de fuerza, con un mayor contenido de gluten, es ideal para obtener una masa elástica y resistente. Sin embargo, también puedes mezclar harina de trigo común con harina de sémola para un resultado diferente.
  • Hidratación: Ajustar la cantidad de agua según la absorción de tu harina puede ser necesario. Una masa bien hidratada es más pegajosa al principio, pero dará una pizza más ligera y aireada.

Conclusión

Hacer masa de pizza en casa no solo es una actividad divertida, sino también una manera de disfrutar de una pizza de alta calidad, adaptada a tus gustos y preferencias. Siguiendo estos pasos y consejos, podrás preparar una masa de pizza perfecta que rivalizará con las mejores pizzerías. Experimenta con diferentes ingredientes y técnicas hasta encontrar tu combinación perfecta. ¡Buen provecho!

Leave a comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

pexels-ezekixl-akinnewu-1006202-380x380

Dilruba

Phasellus tellus tellus, imperdiet ut imperdiet eu, iaculis a sem Donec vehicula luctus nunc in laoreet

Trending Now

Hot Topics

Categorías

Related Articles

Receita

Receta de Masa de Pierogi Casero

Los pierogi son una especialidad de la cocina polaca y de Europa...

Receita

Pan de Maíz para el Desayuno

El pan de maíz, conocido también como «cornbread», es una delicia tradicional...

Receita

Receta de Pan Casero Simple y Fácil

Para hacer este pan casero, necesitarás los siguientes ingredientes 500 gramos de...

Receita

Receta de Pan de Calabaza con Especias

El pan de calabaza con especias es una delicia que combina la...